Contador de Visitas

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Últimos temas

» ¿Por qué tomar leche vegetal y no leche de vaca pasteurizada? Algunas recetas de leches vegetales.
Miér Sep 19, 2012 2:45 pm por nelrot

» LA COCCIÓN DE LOS ALIMENTOS
Lun Sep 17, 2012 4:10 pm por nelrot

» ¿Cómo se alimenta un higienista?
Dom Sep 16, 2012 6:37 pm por nelrot

» HIGIENISMO El sabor de la salud
Dom Sep 16, 2012 6:29 pm por nelrot

» Proteínas y Frugivorismo.
Dom Sep 16, 2012 6:18 pm por nelrot

» BENEFICIOS DE LA ALIMENTACIÓN CRUDÍVORA
Mar Sep 11, 2012 1:08 am por nelrot

» LAS PROTEÍNAS, fragmento de LA ANTIDIETA by H. Diamond
Mar Sep 11, 2012 12:25 am por nelrot

» EL MITO DE LAS PROTEÍNAS
Mar Sep 11, 2012 12:20 am por nelrot

» Guía rápida de iniciación al crudiveganismo
Mar Sep 04, 2012 7:11 pm por nelrot

» Discurso de Disolución de la Orden de la Estrella por Jiddu Krishnamurti
Mar Jun 12, 2012 11:56 am por nelrot

» PSICOLOGÍA DEL CUERPO WILHELM REICH
Sáb Jun 09, 2012 8:03 pm por nelrot

» El Eneagrama, una forma milenaria de autoconocimiento
Lun Jun 04, 2012 10:11 am por nelrot

Ubicación geografica

Reloj y Visitas por Día


Agreganos a tu web


    HIMNO A LA MATERIA de Pierre Teilhard de Chardin

    Comparte
    avatar
    nelrot
    Caminante de Realidades
    Caminante de Realidades

    Masculino Cantidad de envíos : 313
    Fecha de inscripción : 09/12/2009
    Edad : 30
    Localización : más allá de la nada y el todo

    HIMNO A LA MATERIA de Pierre Teilhard de Chardin

    Mensaje por nelrot el Vie Dic 03, 2010 11:05 am

    TEILHARD DE CHARDIN Y SU HIMNO A LA MATERIA

    Las infinitas singularidades que alejan y acercan a los “polos opuestos” (física y mística; ciencia y religión; materialidad y espiritualidad; individuo y humanidad; pasado y futuro; persona y Dios; Oriente y Occidente; evolución interior y progreso) tiñen la obras de Teilhard de Chardin, un ferviente religioso en cuya mente convivieron sus profundas creencias cristianas y su interés por las ciencias naturales. No calló las contradicciones que suscitaron en él esas polaridades y fue centro de una controversia en el seno de la Iglesia Católica, que acabó expulsándolo en vida para -después de su muerte- reivindicarlo. Lo mismo sucedió en la sociedad laica. No en vano, en 1966, el director general de la UNESCO, en 1966, comparó a su genio con el de Albert Einstein y dijo: “P. Teilhard de Chardin desató en el XX uno de los más intensos y constructivos desasosiegos intelectuales.”. La búsqueda de Teilhard de Chardin de “la divinidad en la materia” le llevaron a escribir “Himno del Universo” (1965), de la que extraemos un fragmento:

    HIMNO A LA MATERIA
    Bendita seas tú, áspera Materia, gleba estéril, dura roca, tú que no cedes más que a la violencia y nos obligas a trabajar si queremos comer.

    Bendita seas, peligrosa Materia, mar violenta, indomable pasión, tú que nos devoras si no te encadenamos.

    Benditas seas, poderosa Materia, evolución irresistible, realidad siempre naciente, tú que haces estallar en cada momento nuestros esquemas y nos obligas a buscar cada vez más lejos la verdad.

    Bendita seas, universal Materia, duración sin límites, éter sin orillas, triple abismo de las estrellas, de los átomos y de las generaciones, tú que desbordas y disuelves nuestras estrechas medidas y nos revelas las dimensiones de Dios.

    Bendita seas, Materia mortal, tú que, disociándote un día en nosotros, nos introducirás, por fuerza, en el corazón mismo de lo que es.

    Sin ti, Materia, sin tus ataques, sin tus arranques, viviríamos inertes, estancados, pueriles, ignorantes de nosotros mismo y de Dios.

    Tú que castigas y que curas, tú que resistes y que cedes, tú que trastruecas y que construyes, tú que encadenas y que liberas, savia de nuestras almas, mano de Dios, carne de Cristo, Materia, yo te bendigo.

    Yo te bendigo, Materia, y te saludo, no como te describen, reducida o desfigurada, los pontífices de la ciencia y los predicadores de la virtud, un amasijo, dicen de fuerzas brutales o de bajos apetitos, sino como te me apareces hoy, en tu totalidad y tu verdad.

    Te saludo, inagotable capacidad de ser y de transformación en donde germina y crece la sustancia elegida.

    Te saludo, potencia universal de acercamiento y de unión mediante la cual se entrelaza la muchedumbre de las mónadas y en la que todas convergen en el camino del Espíritu.

    Te saludo, fuente armoniosa de las almas, cristal límpido de donde ha surgido la nueva Jerusalén.

    Te saludo, medio divino, cargado de poder creador, océano agitado por el Espíritu, arcilla amasada y animada por el Verbo encarnado.

    Tú, Materia, reinas en las serenas alturas en las que los santos se imaginan haberte dejado a un lado; carne tan transparente y tan móvil que ya no te distinguimos de un espíritu.

    ¡Arrebátanos, oh, Materia, allá arriba, mediante el esfuerzo, la separación y la muerte; arrebátame allí en donde al fin sea posible abrazar castamente al Universo.


    (Fuente: Himno del Universo, de Pierre Teilhard de Chardin)



    Última edición por nelrot el Miér Dic 08, 2010 7:40 pm, editado 1 vez
    avatar
    nelrot
    Caminante de Realidades
    Caminante de Realidades

    Masculino Cantidad de envíos : 313
    Fecha de inscripción : 09/12/2009
    Edad : 30
    Localización : más allá de la nada y el todo

    Re: HIMNO A LA MATERIA de Pierre Teilhard de Chardin

    Mensaje por nelrot el Vie Dic 03, 2010 11:08 am

    "Yo te bendigo, Materia, y te saludo, no como te describen, reducida o desfigurada, los pontífices de la ciencia y los predicadores de la virtud, un amasijo, dicen de fuerzas brutales o de bajos apetitos, sino como te me apareces hoy, en t ...u totalidad y tu verdad."

    Esa es una de las frases que más me gusta, pues es bastante critica, al poner de manifiesto por un lado, como la ciencia en su reduccionismo solo ve fuerzas impersonales carentes de vida que en su interacción mecánica configuran todo,transformando al mundo en un lugar frio y vacio. Y por el otro lado, da cuenta de los dualistas o como aquí se les llama "predicadores de la virtud", quien ven a la materia como el origen de la decadencia, de algo vil que engaña al ser humano y le impide ver lo esencial, viendo de esta manera al mundo como un castigo, un enemigo que debe ser domado y transformado.

    En suma dos posiciones limitadas, que castran a la materia de su magia y de su origen divino, privandola del espíritu, relegandola al vacio o satanizandola por su condicion supuesta, contraria al espiritu, nada más equivocado...

    Dejemos de castrar al mundo de su luz por nuestros errores y devolvamosle la magia que le es propia... "dios esta en la lluvia"

    ^^

      Fecha y hora actual: Mar Dic 12, 2017 11:15 am